El blog padre

Ya lo revela acertadamente Marián Rojas: cuando tenemos nuestro sistema de activación reticular en modo “on” se producen hallazgos felices. Y yo hoy necesitaba justamente encontrar a Paco Peñarrubia y el “Blog padre”.

El fallecimiento de Claudio Naranjo me ha conmovido hasta el punto de hacerme muchas preguntas. La despedida de Punset hace dos meses ya fué amarga. Ahora nos deja Claudio. Siento una enorme pena que solo se consuela al pensar que aún contamos en esta vida con Ramiro Calle. No creo que sea tan solo mi 4 paladeando el abismo, porque odio sentir esta tristeza, además no es lo que querría el maestro Naranjo. Quiero dejarla pasar como pasan las tormentas del verano, pero está persistiendo… Qué afán es éste entonces de figuras paternales idealizadas?

Sí, es retórica la pregunta. Pero toda la información que me está aportando “el blog padre” responde magistralmente a muchas incógnitas relacionadas, me aporta contextualización, marco, pre-consideraciones, feed-backs, otras miradas, la valiosa aportación de otros autores. Y compañía: somos una legión de hambrientos de padre por distintos motivos.

Qué relevante esta pieza del engranaje; su ausencia, presencia, cantidad, calidad, fondo y forma moldean nuestra psique, sirve de principal cimiento de nuestras futuras interacciones, ergo de nuestra felicidad, ergo de nuestra apreciación de la vida. Vale la pena analizarlo. “A secas” (histórica, socialmente, ficticia y personalmente… terapéuticamente) y bajo el prisma eneagramático también, que esa llave puede abrir ventanales donde siempre vimos muros de piedra.

7B646659-9855-4051-AD4C-CA63CDE75825

Tampoco bailó conmigo

“Si verdaderamente estamos asistiendo a la agonía del patriarcado, dios lo quiera y que no sea matando, este periodo requiere un rescate de la figura de El Padre. No ha de morir el autoritarismo matando a la autoridad, no debería morir el patriarcado matando al padre.
Podemos participar desde nuestra experiencia profesional y vital, no censurar la denuncia del abuso, el exceso de ausencia, o lo que fuera menester, sin anclarnos en modelos pasados, vivimos una sociedad diferente, un modelo de familia multidiverso, y una referencia de padre distinta. No digo que no genere tantas soluciones como problemas, pero estaría bien que rescatáramos el fondo de la función y de la persona que es El Padre.”
Enrique de Diego, psicoterapeuta y director de la escuela madrileña de terapia Gestalt.
E4B56369-0354-4425-BC6D-D731C110C816

Tremenda estampa 😂… papi Fritz

Gracias a Olga Rueda y su estupendo blog de videoterapia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s