Erkenci kus y eneatipo 4

El eneatipo 4 no puede evitar sentir océanos de intensidad en las pasiones imposibles. Su interpretación de lo hermoso casi nunca da la espalda a lo amargo, al contrario, se sumerge en sus cálidas aguas de lágrimas derramadas. Siente tal apego al desgarro emocional que en algunos casos hablaríamos de adicción. No sobrevive nada al paso de esa lava, de ese amor idealizado para el que no encuentra adjetivos, porque elimina del poema -decir ecuación sería paradoja- la indiferencia, la alexitimia, lo corriente, lo vanal. Les duele luego existen, y cuanto más les duele mayor ambrosía de los dioses, más profunda la brecha con la monotonía que tanto detestan, les hiere en lo profundo luego más oxígeno y combustible a la hoguera de la pasión. Quizá os sugiera un cierto masoquismo del corazón. Pero eso sería apropiado para otros. No. El 4 no lo vive como un auto-flagelo stricto senso, sufrir por amor para el 4 es como comer sushi con mucho wasabi, uno de sus atractivos, y también comparable a escalar la más alta de las montañas para el alpinista o como batir el mejor tiempo para un olímpico, un esfuerzo que hará que el premio, el encuentro finalmente con el ser amado, sea mucho más celebrado y heroico (especialmente para los 4 conservación, los tenaces, los sufridos).

Los eneatipo 4 suelen tener predilección  por las películas y series que despiertan ese kraken. Erkenci Kus, serie turca que relata los desencuentros de un amor que siempre queda en platónico por los azarosos infortunios a los que se enfrenta, contiene todos los ingredientes del buen guiso emocional para el paladar del 4 más romántico y serie un buen ejemplo de este tipo de emotividad que planea a cien mil pies del suelo y a dos centímetros del abismo.

Mooji

D8E26E2A-5B92-4D44-8D67-4A881FE08C8ERelaja sin flojera.

Enfoca sin tensión.

Percibe sin proyectar.

Atestigua sin juzgar.

Goza sin ansiar.

Reflexiona sin imaginar.

Ama sin condición.

Da sin demandar.

Recibe sin poseer.

Sirve sin egocentrismo.

Desafía sin dominar.

Medita sin identidad.

Corrige sin culpar.

Supera sin orgullo.

Ríe sin cinismo.

Llora sin piedad.

Enfrenta sin odio.

Guía sin superioridad.

Sé sin auto-definirte.

Vive sin arrogancia.

Entra sin auto-importancia.

Parte sin arrepentirte.

Sé uno con Dios.

~ Mooji

Orfeo y Eurídice y “La llave de la buena vida” de Joan Garriga

EA09CB80-C7AA-4B55-9309-BD7E67F05790

Eurídice y Orfeo de Rodin… no te gires!

Magistral presentación de su libro en la que cada mensaje es un tesoro de las profundidades. Grande Joan Garriga de principio a fin, especialmente por la historia de amor trágico de Orfeo y Eurídice y todo su simbolismo. Reservad un momento para verlo, garantizado os dará para reflexión y crecimiento.

Conoce el espíritu del Aloha

 El espíritu del “Aloha” de la islas Hawaii es fundamentalmente una filosofía de vida basada en el amor universal. Es una forma generosa y bondadosa de pensar, actuar y comportarse todo el tiempo con todo el mundo sin distinción, es una manera afectuosa de sentir y sobretodo de SER. La vibración sería muy determinada, la del amor infinito, sin condiciones, extensible por tanto a toda vida y criatura.

86E392B6-50C1-47D7-85E8-F1B4DAC4CB0B

Pocas palabras encierran tanta energía positiva en su significado. “Aloha” se utiliza para saludarse y expresar compasión, bondad, gracia o generosidad. Etimológicamente se compone de los términos “alo” que significa presencia o estar presente y “ha” aliento o inspiración divina. Por tanto, cuando saludamos a alguien diciendo “Aloha”, estamos dando la bienvenida y reconociendo en esa persona su esencia divina (alma, yo superior…).

 

No obstante es mucho más que un saludo, es una expresión de amor, de buenos deseos, desde la conciencia de unidad, de ayuda mutua, cooperación y solidaridad en  los que se fundamenta el pueblo hawaiano.

Practicar el espíritu del Aloha significa:

🏝 Ser capaz de unir antes que separar

🏝 Olvidar y perdonar ofensas

🏝 Recordar que todos somos uno

🏝 Aceptar y agradecer

🏝 Dar y recibir energía positiva

🏝 Compartir con alegría

🏝 Practicar actos de amor y belleza constantemente, conscientemente y        desinteresadamente

🏝 Existir en paz y armonía

🏝 Tener pensamientos bondadosos

🏝 Valorar, reconocer, admirar, apreciar y agradecer a los demás, a nosotros mismos y al mundo cada día de nuestra existencia.

Conectar con el espíritu del Aloha y compartir con los demás su energía ayuda a sintonizar con el poder divino, denominado por la cultura ancestral hawaiana como “mana”, poder que es necesario para alcanzar la máxima realización en cuerpo y alma.

 

Lecciones sobre una buena vida

“No hay tiempo, muy breve es la vida para disputas, disculpas, animosidades, pedidos de cuenta. Solo hay tiempo para amar, y solo un instante, por así decirlo, para eso”.

Mark Twain

4C57F701-4CD8-42A2-9A39-18B845F7BE54

Queréis invertir 12 minutos en algo realmente transformador? Mirad este vídeo. Garantizado que no os dejará indiferentes, y que tendrá un efecto muy positivo en vuestras vidas. Pinchad en el enlace. Y comentadme luego qué os ha parecido si queréis. Yo llevo días reflexionando mucho, incorporando esta lección, considerando lo que revela, y cómo aplicarlo en mi vida.

El estudio más largo sobre la felicidad