Calma

9E4418D5-C02A-41B5-999F-AC70260DBEF8

Esta mañana he recibido el regalo de este texto del Dalai Lama. Me gustaría compartirlo contigo:

“Se llama Calma.

Se llama calma y me costó muchas tormentas.
Se llama calma y cuando desaparece…. salgo otra vez a su búsqueda.
Se llama calma y me enseña a respirar, a pensar y repensar.

Se llama calma y cuando la locura la tienta se desatan vientos bravos que cuestan dominar.

Se llama calma y llega con los años cuando la ambición de joven, la lengua suelta y la panza fría dan lugar a más silencios y más sabiduría.
Se llama calma cuando se aprende bien a amar, cuando el egoísmo da lugar al dar y el inconformismo se desvanece para abrir corazón y alma entregándose enteros a quien quiera recibir y dar.
Se llama calma cuando la amistad es tan sincera que se caen todas las máscaras y todo se puede contar.
Se llama calma y el mundo la evade, la ignora, inventando guerras que nunca nadie va a ganar.

Se llama calma cuando el silencio se disfruta, cuando los ruidos no son solo música y locura sino el viento, los pájaros, la buena compañía o el ruido del mar.
Se llama calma y con nada se paga, no hay moneda de ningún color que pueda cubrir su valor cuando se hace realidad.
Se llama calma y me costó muchas tormentas y las transitaría mil veces más hasta volverla a encontrar.
Se llama calma, la disfruto, la respeto y no la quiero soltar…”

Dalai Lama

La ilustración es de Loren D. Adams

Gracias Lali, gracias Mercè

La consolación de la filosofía

Nunca he podido olvidar esta escena 24 hour party people:

SOY BOECIO, AUTOR DE LA CONSOLACIÓN DE LA FILOSOFÍA, CONSIDERO QUE LA HISTORIA ES UNA RUEDA. LA INCONSTANCIA ES MI ESENCIA DICE LA RUEDA. ELÉVATE CONMIGO SI ASÍ LO QUIERES, PERO NO TE QUEJES CUANDO VUELVAS A CAER EN LAS PROFUNDIDADES, LOS BUENOS TIEMPOS SE VAN PERO TAMBIÈN LOS MALOS, LA MUTABILIDAD ES NUESTRA TRAGEDIA, PERO TAMBIÉN NUESTRA ESPERANZA, LAS PEORES ÉPOCAS, ASÍ COMO LAS MEJORES, SIEMPRE REGRESARÁN. 

3FA933DC-2DA0-4C78-AB12-DB561C240259

La fortuna y la filosofía. Maestro de Coëtivy (pintor e ilustrador francés del s. XV)

“El trabajo” de Byron Katie

4E3F2027-6C47-4AF3-BC62-19C815513BB6“Eneagrama conócete” es un programa de MVS radio de Méjico dedicado al auto conocimiento. Tienen un buen número de podcast que se pueden escuchar en cualquier momento y lugar, tanto sobre eneagrama específicamente como acerca de otras herramientas y temas de interés diversos que son de gran utilidad para los oyentes. Suelen entrevistar también semana a semana a expertos ilustres en el autodesarrollo desde distintos enfoques, consiguiendo despertar nuestro interés sin dejar nunca de ser entretenidas, amenas y cercanas.  Si no lo habéis escuchado nunca os lo recomiendo, encontraréis sus podcasts en iTunes, también puedes escucharlos online cuando quieras en iVoox. Pincha aquí.

Uno de los últimos programas de “Eneagrama conócete” que he tenido el gusto de escuchar es uno concretamente del 20 de abril titulado “Diseña tu vida para ser exitoso” en el que la invitada era la autora de este libro sobre el que hablaron en el programa.

7D967206-371D-4A47-9902-5FDFE8A0C03DMe entró mucha curiosidad tanto por el libro, -primero en el mundo con realidad aumentada a través de una aplicación de móvil de la editorial RA-, como por la autora, psicoterapeuta y coach ontológico, escritora, conductora de radio, televisión, conferencista. En su canal de YouTube, llamado “Ser uno” comparte varios métodos de auto superación, y uno de los que más llamó mi atención fue el de Byron Katie llamado “The Work” (el trabajo),  el cual mediante 4 preguntas consigue que tomemos conciencia de nuestras creencias limitantes e incluso que nos replanteemos muy profundamente esas supuestas verdades que con tanta vehemencia dábamos por ciertas pese a que nos hacían daño.

Entonces empecé a leer sobre Byron Katie, especialmente en su web, compré su libro “Amar lo que es”, y vi casi todos los vídeos de YouTube que tiene en castellano o subtitulado al español.

BFAB76BF-EFCC-4220-8F94-AE6F262CFF8D

Áltamente recomendable

Os invito a que veáis este vídeo de aquí abajo 👇🏼 , en el que con su método y su pericia Byron Katie consigue que una mujer se replantee sus más profundas y dolorosas creencias para liberarse. Me conmovió muchísimo.

 

Moldea tu cerebro 🧠

528EA88A-8546-49CC-8F2B-4BFB84047D3CSegún Mario Alonso Puig, cirujano, escritor, conferenciante, nuestro cerebro es de plastilina. Tras escucharlo varias horas en sus múltiples vídeos de YouTube y leer dos libros suyos, el último “El cociente agallas”, he adquirido nuevos y valiosos conocimientos que facilitan profundizar en la autoconciencia.

Por ejemplo: nuestros pensamientos positivos no sólo nos hacen sentir mejor y tienen demostrados beneficios en nuestra salud, cosa que ya sabíamos, sino que éstos inhiben los negativos. Cuando la zona del cerebro responsable del “optimismo” (la corteza prefrontal izquierda) se refuerza, porque la activamos con mayor frecuencia, crea nuevas sinápsis y aumenta de tamaño y a su vez la zona “pesimista” de nuestro cerebro (corteza prefrontal derecha) disminuye su tamaño y pierde fuerza y protagonismo.

Para mí esta constatación neurobiológica ha sido el equivalente a conseguir el respaldo científico irrefutable a uno de mis cuentos recurrentes favoritos, el del lobo blanco y el lobo negro:

“Un joven Cherokee corre hacia su abuelo. Acaban de cometer una injusticia hacia él y está lleno de ira y enfado. El viejo guerrero, sentado a la orilla de un arroyo, le dice … déjame contarte una historia,….
– Yo también , a veces, he sentido un gran odio por los que han tomado tanto sin ningún pesar por lo que hacen. Pero el odio te desgasta, y no le hace daño a tu enemigo. Es como tomar tu el veneno deseando que tu enemigo muera. He luchado contra estos sentimientos muchas veces. Es como si tuviera dos lobos dentro de mi.

Dentro de cada uno de nosotros está ocurriendo una pelea, una pelea terrible entre esos dos lobos y la misma pelea está ocurriendo dentro de ti también. Uno es blanco y el otro es negro. Uno está lleno de rabia y lucha contra todos incesantemente.  Es la ira, la envidia, la tristeza, el pesar, la avaricia, la arrogancia, la autocompasión, la culpa, el resentimiento, el sentimiento de inferioridad, la mentira, el falso orgullo, la superioridad y el ego.

El otro lobo es bueno y no hace ningún daño a nadie. Vive en armonía con todo lo que le rodea y no se ofende cuando no hubo intención de ofensa. Es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la serenidad, la humildad, la bondad, la benevolencia, la empatía, la generosidad, la verdad, la compasión y la fe. A veces es difícil vivir con estos dos lobos dentro de mí, pues los dos tratan de dominar mi espíritu.
Tras meditarlo un minuto, el muchacho mira intensamente a los ojos de su abuelo y le pregunta:
-“¿Que lobo ganará? “
El viejo Cherokee, sonrie y responde,… “Aquel al que alimentes”.
A500A279-04D8-4CAB-9AF9-750A16816D78

Mooji

D8E26E2A-5B92-4D44-8D67-4A881FE08C8ERelaja sin flojera.

Enfoca sin tensión.

Percibe sin proyectar.

Atestigua sin juzgar.

Goza sin ansiar.

Reflexiona sin imaginar.

Ama sin condición.

Da sin demandar.

Recibe sin poseer.

Sirve sin egocentrismo.

Desafía sin dominar.

Medita sin identidad.

Corrige sin culpar.

Supera sin orgullo.

Ríe sin cinismo.

Llora sin piedad.

Enfrenta sin odio.

Guía sin superioridad.

Sé sin auto-definirte.

Vive sin arrogancia.

Entra sin auto-importancia.

Parte sin arrepentirte.

Sé uno con Dios.

~ Mooji

Conferencia “Mejora tus relaciones con el eneagrama” Nau Bostik, BCN

Hoy los maravillosos colaboradores de “Deixa la teva emprempta” me han regalado la edición en vídeo de la conferencia que di en marzo de 2019 en Nau Bostik. Se trata de una introducción al eneagrama con algunos consejos para el trabajo interior y la mejora de las relaciones. Os dejo aquí el enlace por si os apetece escucharme:

Como hacen los ríos

«No empujes el río, este fluye por sí mismo»

-Fritz Perls-

Aceptar todo lo que es tal como es no tiene nada que ver con nihilismo, abandono o estoicismo. El primero parte de una visión negativa, el segundo de una postura de rendición y el tercero de considerar que hay que aguantar y tragar con lo que nos suceda como si se tratase de una penitencia.

Aceptar, es no transitar ninguno de esos tres amargos caminos. Significa integrar. Hacer espacio a lo que es como es. Mirar la situación de frente, asimilarla, con el mínimo juicio posible, con ausencia en la medida de lo posible de adjetivos, ya que la palabra, para determinados hechos siempre es parca, a menudo parcial e incluso puede llevar a engaño. Aceptar es no dejarse tampoco influenciar por la narrativa que hagan de los hechos terceras personas. Pueden distorsionar mucho sin mala intención. Con las opiniones ajenas en cuestiones personales hay que comportarse como el bambú: demostrar que tenemos unas profundas y fuertes raíces para no doblegarnos a la mínima, y poseer un buen, propio y sano criterio que jamás se tuerza sople el viento del Este o del Oeste. Cómo lo estás viviendo sintiendo y encarando tú? Cómo te afecta la situación a tí? Qué te pide tu cuerpo, qué te dice tu intuición?

95FC32F5-1BB5-4EE2-A801-25755F260473

Fluye… todo pasa, nada permanece

Escúchate y luego acepta y di sí. Sí es la palabra gestáltica por excelencia. Aceptar es fluir. Fluir con la situación presente como si la situación y tú fueseis un río, un ejemplo precioso que le escuché a un maestro en el arte de trascender, Fer Broca. Fluye, fluye con la pena si la tienes y llora, lo que necesites. Todo está bien si eres coherente con lo que te despierta la realidad en el momento, todo está en orden si fluyes. Del mismo modo que nunca nos bañaremos dos veces en las mismas aguas del río, como dijo Heráclito, si fluimos y conectamos con la emoción coherente y normal que suscita cualquier situación, es mucho más fácil que no quede “congelada”, “negada”, “detenida”, o “secuestrada”, es más sencillo desde esta perspectiva dejarla pasar,  transitar el estado emocional correspondiente lo que sea lógico y necesario sin postergaciones, sin dolor innecesario, sin lucha, sin resistencia o negación. Sin la visión estoica tampoco, eso equivale a aguantar la embestida para luego de soportarla hacer como si no fuese con nosotros el tema, como si no hubiese siempre una lección subyacente a cada situación que se nos presenta en la vida. El tema, la situación, sí nos compete porque ha llamado a nuestra puerta, nos afecta, y nunca es por azar, siempre es por enseñanza. Desde una postura sabia, consciente, ajustada y responsable de nuestras propias reacciones ante eso que nos pasa, abrimos la puerta a la situación con todas sus consecuencias, haciéndole sitio a la “visita” para integrarla y abrimos también el grifo de la reacción emocional sana y natural si nos lo pide el cuerpo. No podemos ni debemos fingir que estamos bien, felices y alegres cuando no lo estamos.

Hay una corriente entre la denominada “autoayuda” que es peligrosa en tanto que “culpabiliza” a las personas por sentirse tristes arguyendo que ese sentimiento “atrae” más tristeza del “campo”. Yo veo una barbaridad que a las personas se les arrebate la coherencia de sentir dolor en las pérdidas que trae la vida (despedidas, separaciones, enfermedad, etc.). Solo los santos como San Agustín pueden sentir alegría en las pérdidas “siente alegría con lo que la vida te trae y siente la misma alegría con lo que la vida te quite”. Espléndido, para un santo. El resto de mortales no-iluminados a lo máximo que podemos aspirar es a aceptar, fluir y dejar pasar, como hacen los ríos, como hacen los sabios. Porque todo pasa, y ésto … también pasará.

 

Orfeo y Eurídice y “La llave de la buena vida” de Joan Garriga

EA09CB80-C7AA-4B55-9309-BD7E67F05790

Eurídice y Orfeo de Rodin… no te gires!

Magistral presentación de su libro en la que cada mensaje es un tesoro de las profundidades. Grande Joan Garriga de principio a fin, especialmente por la historia de amor trágico de Orfeo y Eurídice y todo su simbolismo. Reservad un momento para verlo, garantizado os dará para reflexión y crecimiento.

El sutra del diamante 💎

En la British Library de Londres se encuentra el libro impreso más antiguo del mundo. Data del año 868 d.C, el El sutra del diamante.

440CA561-B777-4B41-948E-F60DA2E81AE4

Los estudiantes del eneagrama somos en cierto modo Bodhisattvas: Bodhi “supremo conocimiento, iluminación”, y sattva “ser”, así pues somos seres en busca de la iluminación.

Sutras son los discursos dados por Buda.

Versión abreviada del Sutra del diamante 💎:

1. Esto es lo que he oído:
En cierta ocasión, Buda estaba en el retiro de Anathapindika en el bosque de Jeta, cerca de la ciudad de Sravasti, en una reunión de 1250 monjes. Después de vestirse, hacer la ronda de las limosnas por la ciudad e ingerir su única comida diaria, se sentó junto a los monjes.
2. El monje Subhuti se inclinó ante Buda y le hizo una pegunta: “¿Qué debería tener en cuenta alguien que quisiera seguir el camino del Bodhisattva?”
3. Buda respondió: “Un Bodhisattva debe tener en cuenta lo siguiente: todas las criaturas, tanto si provienen de un útero como de un huevo, tanto si se transforman como mariposas o aparecen milagrosamente, tanto si tienen un cuerpo como si son meros espíritus, tanto si son capaces de pensar como si no lo son: ¡a todas estas criaturas debe ayudar a entrar en el Nirvana antes que a sí mismo!
“Pero, ten en cuenta, Subhuti, que en realidad no existe algo parecido a un “yo” que ayuda, ni tampoco algo parecido a otro “yo” que recibe ayuda. ¡Un Bodhisattva que no es capaz de reconocer esta realidad no es un verdadero Bodhisattva!
4. “Un verdadero Bodhisattva no obtiene placer de este acto de compasión y no se interesa por las apariencias. Él tan solo ayuda a los demás desinteresadamente.
“¿Puedes medir el Este, el Oeste, el Norte y el Sur, Subhuti?” “No, Señor.”
“Pues tampoco puedes medir el mérito de alguien capaz de ayudar a los demás sin pensar en sí mismo.”
5. “¡Subhuti! ¿Puede alguien reconocer a un Buda en base a sus características físicas?”
“No, Señor. Tú nos has enseñado que ser un Buda no depende de características físicas.”
“Así pues, alguien que se preocupe por las apariencias jamás reconocerá a un Buda, pero alguien que no se preocupe por ellas quizá sí pueda.”
6. Subhuti preguntó: “Señor, ¿habrá siempre gente que entienda tu mensaje?”
Buda respondió: “¡No lo dudes, Subhuti! Siempre habrá gente que, habiendo escuchado el mensaje, aceptará sus preceptos y practicará nuestro camino. ¡Nuestro mensaje llegará a la gente simplemente porque es verdadero! Llegará un momento en que la mayoría ni siquiera necesitarán las palabras, sino que estarán más allá de ellas. Todos debemos esforzarnos en ir más allá de las palabras, porque uno puede sentir apego por ellas, y no debemos sentir apego por nada. Debes comprender que mis palabras son como una balsa que se emplea para cruzar un río. Cuando su utilidad ha sido satisfecha, debe ser dejada atrás si queremos llegar más lejos.
7. “Así que dime, Subhuti. ¿He enseñado mi lección final?”
“No, Señor. La lección final no es algo que pueda ser enseñado, porque la lección final no es una cosa que se pueda agarrar o estrechar.”
8. Buda dijo: “Dime, Subhuti. Si alguien se desprende de un universo lleno de tesoros para ayudar a los demás, ¿tendrá esto algún mérito?”
“Sí, Señor. Su mérito será grande. Pero tú también nos has enseñado que, para que este acto de generosidad sea genuino, debe haber sido hecho sin pensar en obtener mérito alguno. De hecho, ¡este hombre no debería haber pensado en sí mismo lo más mínimo!
Buda dijo: “Entonces, si alguien comprende y comparte con otro cuatro frases de mi mensaje, su generosidad será incluso mayor. Él no está simplemente dando una cosa, ¡está ayudando a crear futuros Budas!”
9. “Dime, Subhuti. ¿Alguien que está empezando a comprender mi mensaje se diría a sí mismo: ‘He conseguido algo grande’?”
“No, Señor. Decir algo así implicaría que el principiante no comprende que no existe ningún ego que pueda arrogarse ningún mérito.”
“¿Y alguien que esté muy avanzado en la comprensión de mi mensaje se diría a sí mismo: ‘He conseguido algo grande’?”
“No, Señor. Alguien que dijera algo así, estaría también diciendo que existe un ego que alcanza algo, y que existe algo que alcanzar. Éstos no son los pensamientos de alguien que entiende tu mensaje.
“Señor, tú has dicho que he logrado alcanzar la paz y me he liberado de las pasiones. De hecho, ya no anhelo tener el estatus de un santo. Si lo hiciera, estoy seguro de que tú no pensarías tan bien de mí.”

10. “Subhuti, si yo te dijera, ‘los Bodhisattvas adornan los cielos’, ¿estaría en lo cierto?” “No, Señor, los adornos son ilusiones, y las ilusiones no tienen lugar en los cielos.”
“Y, por tanto, los Bodhisattvas tienen que liberar su mente del ego, y dejar de preferir un olor u otro, un sonido u otro, una vista a otra. Un Bodhisattva no debe sentir deseo o aversión por nada.”
Buda preguntó: “Subhuti, si un hombre tiene un cuerpo tan grande como una montaña, ¿es un gran hombre?”
“No, Señor. Porque un “gran hombre” son sólo palabras, y ser un gran hombre es tan solo una ilusión, originada por la creencia en el ego.”

13. Entonces Subhuti le preguntó a Buda, “Señor, ¿cómo llamaremos a este sermón?”
Buda respondió: “Llámalo ‘El Sutra del Diamante del Entendimiento Perfecto’. Como un filo de diamante, puede cortar todo tipo de ilusiones.”

14. Tras esto, Subhuti tuvo una conciencia plena del significado del sermón y comenzó a llorar. “Señor, gracias por este sermón. Cualquier ser que con una mente pura lo escuche y lo entienda será conmovido por él. Dentro de cientos de años su claridad seguirá siendo apreciada.”

32. “Subhuti, si alguien se desprendiera de tesoros suficientes como para llenar un universo, no tendría tanto mérito como alguien que comprendiera y compartiera unas pocas líneas de este sermón.
“Por lo tanto, ¿qué debería tener en cuenta alguien que comenzara a seguir el camino del Bodhisattva?
Como una estrella fugaz, como una burbuja en un torrente, como una llama al viento, como la escarcha bajo el sol, como un destello de luz o un sueño fugaz, así debemos entender el mundo del ego.”
Subhuti y el resto de los monjes se llenaron de gozo al escuchar el sermón de Buda.