Beatus ille (dichoso aquel)

Pronto hará un año que me retiré discretamente de la música, los ensayos y el estrés de los conciertos. Nunca se sabe, prudencia, no caeré en la tentación de aseverar que no volveré a cantar, porque como decía Boecio “la vida es una rueda”, pero últimamente todos los mensajes que me llegan refuerzan mi actual “beatus ille”, como por ejemplo la nota de Einstein: “Una vida humilde y tranquila trae más felicidad que la persecución del éxito y la constante inquietud que implica”.

B19DEC25-EF10-40E3-AF4C-B21188C9F35F

¡Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruido,
y sigue la escondida
senda por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido!

(Fray Luis de León)

En mi nevera

Leí que era muy recomendable tener los grandes mensajes que nos iluminan en lugares a los que acudimos con frecuencia, para que nos vayan calando. Y por poneros un ejemplo os comparto los pilares de la actitud correcta, que descubrí por Ramiro Calle, que tengo puestos en mi nevera 😉

1AE4C997-57D9-4784-B5C7-14AC264A7341